Un menor compró pegamento y cerraron un local

Agentes del municipio secuestraron el material y procedieron a la clausura del local de acuerdo con la ordenanza vigente.

 

 

 

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana de la Municipalidad clausuró un comercio de zona norte al comprobar que vendía un pegamento con tolueno a menores. Esta actividad está reglamentada por la Ordenanza 7.707 del año 2004 que especifica la prohibición de venta a menores de elementos que puedan ser inhalables como aquellos que contienen tolueno.

 

El episodio sucedió cuando un joven de 15 años salía de un comercio de calle Alberdi al 800 bis con una lata de cemento de contacto. Agentes de la Guardia Urbana Municipal se acercaron al menor y al comprobar el contenido prohibido intervinieron secuestrando el mismo. El joven reconoció haberlo comprado en dicho local por lo que le exigieron a los comerciantes la devolución del dinero. La ferretería fue clausurada como estipula la normativa.

 

El Secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Dr. Gustavo Zignago, expresó al respecto: “resulta inadmisible que adultos al frente de un comercio no entiendan la gravedad de poner en mano de menores un producto que los envenena.”

 

“Elevaremos las actuaciones al Tribunal Municipal de Faltas esperando que sancione de la manera más rigurosa posible y evaluaremos iniciar acciones judiciales para que enmarque el comportamiento tan reprochable de los responsables”, concluyó Zignago.