Dos trágicas muertes de criaturas

Una de ellas fue abandonada en un basurero, la otra perdió la vida tras ahogarse dentro de una pileta

 

El primero de los casos ocurrió en horas del mediodía en la zona norte de Rosario, cuando una mujer encontró dentro de un contenedor ubicado Travesía y Olivé, el cuerpo sin vida de un bebé recién nacido. La Fiscal Georgina Pairola ordenó relevamiento y levantamiento de rastros del lugar. Fuentes oficiales confirmaron que se trataría de un bebé varón recién nacido, por tal motivo fue enviado al Instituto Médico Legal para la práctica de la autopsia y poder determinar la causa de fallecimiento y tiempo estimado. Del lugar recogieron testimonios a testigos y personas que encontraron el cuerpo. 

 

La investigación está en inicio y según el informe preliminar de autopsia entregado a la Fiscal Georgina Pairola de la Unidad de Homicidios Dolosos da cuenta que el feto había nacido fallecido con una malformación congénita, la placenta presenta un desgarro lo cual es un posible indicador de que la madre no la habría expulsado en su totalidad, por lo que podría estar sufriendo alguna hemorragia que amerite control inmediato. Es necesario de ser así su asistencia a cualquier centro de salud y por el momento se realizan consultas en distintos nosocomios 

 

 

 

El otro de los casos tuvo lugar en la localidad de Funes, donde a raíz de un accidente doméstico, según la mecánica que se investiga, el cuerpo de un niño de aproximadamente dos años fue hallado sin vida dentro de una piscina. Preliminarmente se estableció que la causa sería por ahogamiento, aunque la Fiscal de Homicidios Culposos Mariana Prunotto, ordenó la intervención del Gabinete Criminalístico de la PDI, relevamiento de rastros y se envió el cuerpo a autopsia, para descartar otras hipótesis. 

 

El menor fue identificado como Gino N. y el lugar donde lo encontraron fue en una casa de José Ingenieros al 5200.

 

 

Intervienen también personal de la Comisaría 23