Siguen los cierres de remiserías ilegales

En esta oportunidad fue la de calle Garzón al 1800 

 

La misma estaba carecía de habilitación para prestar el servicio. La Municipalidad secuestró material probatorio, de una remisería clandestina que operaba en Garzón y Cochabamba, la misma fue clausurada preventivamente por no contar con la habilitación correspondiente para prestar el servicio. Agentes de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana llegaron al lugar luego de recibir algunas denuncias y corroboraron que la actividad se llevaba a cabo sin la habilitación correspondiente y sin cumplir los requisitos de seguridad que estipula la normativa. 

La Guardia Urbana Municipal procedió a la colocación de las fajas de clausura y al secuestro de material probatorio, principalmente aparatos dispuestos para la comunicación como teléfonos fijos o equipos de radiofrecuencia, además de hojas de ruta y agendas.

Todo el material quedará a disposición del Tribunal Provincial de Faltas