Tras los controles nocturnos bajaron las remisiones

A pesar de que durante el fin de semana se realizaron alrededor de 500 intervenciones solo 77 vehículos fueron remitidos y solo 26 por alcoholemia positiva

 

Este fin de semana se multiplicaron los controles nocturnos en espacios públicos llevados adelante por personal de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana Municipal en colaboración con la Policía de Santa Fe. En este marco, se remitieron 77 vehículos al depósito municipal por distintas faltas. 

 

El secretario Gustavo Zignago confirmó que, entre el jueves a la noche y este domingo a la mañana, se concretaron 537 fiscalizaciones en el tránsito con el fin de garantizar la seguridad vial de quienes disfrutan de los espacios comunes que ofrece la ciudad. Para ello, inspectores municipales y efectivos policiales controlan documentos y elementos de seguridad reglamentarios, así como también se fiscalizan las condiciones de conducción. 

 

Un total de 77 unidades fueron llevadas al corralón, 26 de ellas por alcoholemia positiva y 4 por narcolemia. El nivel máximo de alcohol detectado fue de 2,37 gr/l.

 

Dos intervenciones tuvieron lugar esta mañana. La primera de ellas en colaboración con Gendarmería en Blas Parera y Costanera donde el conductor dio positivo en el test de alcohol con una marca de 1,37 gr/l. La segunda tuvo lugar en Grandoli y Uriburu en colaboración con la policía. El resultado también fue positivo con un registro de 2,02 gr/l de alcohol en sangre.

 

 

 

"Intensificamos nuestra presencia en las calles para aportar control y con ello, la seguridad que necesitan los vecinos de Rosario. Vamos por más convivencia de la mano del respeto a las leyes", sostuvo el secretario.