Una confusión desató una paranoia 

Hasta llegaron a realizarse denuncias por la tentativa de secuestro de una menor y resultó ser un tío distraído

 

En la mañana de este miércoles la Policía de Investigaciones (PDI) realizó un allanamiento en Pasaje del Campo al 4700 a raíz de un requerimiento de la Fiscalía NN por una denuncia radicada el 25 de agosto por “Tentativa de Secuestro de Menor” en Juan Canals y Paraguay. El imputado fue identificado y se halló el vehículo en el lugar, pero la fiscal estableció que no hubo dolo en la tentativa de secuestro, se convirtió en figura “atípica”, no ordenando medidas sobre el imputado y el vehículo.

 

 

 

El procedimiento se realizó alrededor de las 11.30, cuando llegaron a la casa del supuesto imputado, encontrando el rodado en cuestión que se trataba de un VW Polo. Luego, en base a declaraciones ordenadas por la fiscal Dra. Caini, se estableció que no existió dolo en la tentativa de sustracción, dejando sin efecto las medidas y constataron que el imputado efectivamente interceptó un transporte escolar en la zona de Juan Canals y Paraguay buscando a su sobrina de nombre Mia a pedido de la madre de la menor, pero que lo hizo de manera errónea ya que su sobrina se trasladaba en otro transporte, debiendo el transporte escolar correspondiente llevar a la niña hasta su casa. Además de cotejar estas declaraciones con mensajes de texto con la madre de Mia y su tío, corroboraron los dichos del chofer del transporte escolar, quedando todo en una confusión