Arrojó una piedra a un patrullero y fue condenado a pagar dos mil pesos

Se trata de un joven de 24 años el cual fue imputado este miércoles en la capital santafesina

 

Así fue resuelto en una audiencia realizada en los tribunales de la capital provincial, en la que el fiscal Gustavo Urdiales y la defensa del imputado propusieron resolver el caso a través de un criterio de oportunidad.

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sergio Carraro, hizo lugar a la medida alternativa y resolvió que la efectivización del pago se hiciera en dos veces:

1.500 pesos que ya fueron abonados ayer en la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) y los restantes 500 que deberán ser pagados dentro de los próximos 30 días.

“Entendemos que el monto que deberá pagar el imputado es razonable para reparar el daño causado al móvil policial en el capot”, señaló el fiscal Urdiales. El

funcionario del MPA agregó que “el criterio de oportunidad que propusimos en

este caso, y al que el juez hizo lugar, es una de las denominadas salidas

alternativas de resolución de conflictos”. Urdiales precisó que “se trata de una herramienta que nos brinda el nuevo sistema procesal penal de la provincia para, en determinadas circunstancias, resolver casos sin que se llegue a un juicio. Puntualmente, en este caso, pudimos acceder a esta solución porque, entre otros requisitos, el imputado no cuenta con antecedentes penales”.

 

El hecho

Tras la investigación realizada por el fiscal Urdiales, el delito fue cometido el

domingo 26 de febrero. Minutos después de las 23:30. El imputado arrojó una

piedra que impactó en el móvil número 6.937 de la policía provincial y le

provocó daños en el capot, tras ser identificado y aprehendido recibió la

imputación