Detienen al homicida de Eduardo Rodríguez

Fue tras un allanamiento en el Remanso Valerio y quedó en prisión preventiva sin plazos

 

Este miércoles, llevaron adelante la audiencia imputativa a Miguel German Safón de 31 años por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por portación de arma de fuego de uso civil. El Fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos Pablo Pinto lo imputó el hecho ocurrido el 11 de febrero del 2015 en horas de la tarde en Pasaje 1835 al 5900, cuando a partir de una discusión por un conflicto vecinal Safón portando arma de fuego, disparó sin mediar palabra a Eduardo Enrique Rodríguez de 57 años (imagen), que se encontraba en el balcón de su vivienda. La víctima fue asistida por personal del SIES y trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde fallece. El agresor permanecía prófugo desde el momento del hecho siendo detenido en el día de ayer en la localidad de Granadero Baigorria.

 

El Juez de Primera Instancia Dr. Hector Nuñez Cartelle aceptó la imputación presentada por la Fiscalía y dictó la prisión preventiva sin plazo. La defensa del Imputado estuvo a cargo de la Dr. Mariano Buffarini del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal.

 

Eduardo era padre de familia y el típico abuelo que abrazaba a la familia deleitándolos con exquisitos asados, era de profesión taxista al igual que su yerno y durante más de dos años su familia buscaba justicia. Temieron por sus vidas, tras ser amenazados por los vecinos que viven debajo de ellos, quienes además tienen una causa por usurpación en el antiguo sistema penal. La discusión que le ocasionó la muerte a Eduardo fue una de tantas que mantenían, cuando le reprochaban distintas acusaciones. Una vez llegó a quitar un cantero de flores de su balcón para evitar mayores inconvenientes, contaron sus familiares y además era insultado permanentemente por estos sujetos a los cuales Eduardo había optado por ignorar. Esa tarde, su última tarde, volvieron a insultarlo e increparlo, cuando se dio vuelta y les pidió calma, Safón disparó contra él, ocasionándole la muerte con un arma calibre 22. Hoy la familia siente un alivio, aunque aguardan con ansias el día del juicio y una condena justa