Tras un centenar de controles un agente de tránsito fue atropellado

La Municipalidad realizó controles en el espacio público, la mitad de las remisiones fueron por casos de alcoholemia positiva. Sólo 4 de estos vehículos eran conducidos por mujeres.

 

La Secretaría de Control acompañó los eventos más importantes de la ciudad y estableció controles dentro del espacio público. Asistió con recursos humanos y logística, eventos como la Fiesta de la Cerveza y la Maratón de Central Córdoba. Además, sostuvo los operativos preventivos habituales de alcoholemia y narcolemia con más de 500 controles y 94 remisiones.

 

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana planificó la presencia del estado en el espacio público y desplegó más de 50 agentes sobre avenida Pellegrini y alrededores para aportar asistencia y brindar seguridad en la concurrida Fiesta de la Cerveza el sábado por la noche.

 

Hoy por la mañana se destinaron 30 agentes al acompañamiento de la Maratón organizada por Central Córdoba con motivo de un nuevo aniversario de la tradicional institución rosarina. El evento se desarrolló con éxito.

 

Estas actividades no condicionaron la realización de los habituales operativos preventivos de alcoholemia y narcolemia que tuvieron lugar desde el jueves hasta la mañana del domingo.

 

La cartera dirigida por el Dr. Gustavo Zignago realizó 504 controles en las calles de nuestra ciudad con el saldo de 94 remisiones. Por dar positivo en test de alcohol se trasladaron 42 vehículos al corralón, mientras que hubo dos remisiones por narcolemia positiva. Los 50 rodados restantes fueron acarreados por falta de documentación o ausencia de elementos de seguridad exigibles para la circulación.

 

En total, 56 automóviles y 38 motos terminaron en el corralón. Sólo 4 de estos vehículos eran conducidos por mujeres.

 

 

 

Cabe destacar que también se produjo una detención en la madrugada del sábado cuando el conductor de un vehículo pretendió esquivar un operativo vehicular y terminó atropellando a un agente de Tránsito realizándole varias heridas.

 

A las pocas cuadras, un móvil del Comando Radioeléctrico que colaboraba con el operativo vehicular pudo detener la marcha del agresor. Se le realizaron los test correspondientes dando positivo de alcohol y de cannabis. Por las lesiones al agente y el intento de fuga, fue detenido y trasladado a la Comisaría 21°.