El falso contador estará preso al menos hasta el próximo año

Luego del allanamiento de este jueves que diera ligar a su detención en Barrio Luis Agote, este viernes se realizó la audiencia imputativa

 

Edgardo José Daniel Rateni de 55 años, fue imputado por los delitos de usurpación de títulos y honores, falsificación material de documento privado, estafa y simulación dolosa de pago agravados por el ánimo de lucro y abuso en el desempeño de una profesión o actividad cuyo ejercicio dependa de una autorización, licencia o habilitación del poder público, figuras que concurren idealmente entre sí, y que a su vez configuran a todos los hechos en concurso real, en grado consumado y en carácter de autor.

 

La Fiscal Valeria Haurigot de la Unidad de Investigación y Juicio imputó a Rateni de haber desempeñado funciones como Contador Público Nacional simulando poseer el título correspondiente, prestando servicios, y defraudando a por lo menos 54 comerciantes y pequeños empresarios de la ciudad de Rosario; a su vez simuló dolosamente pagos de obligaciones tributarias provinciales de terceros. De manera mensual, en el falso carácter de Contador Público, el imputado llevaba la contabilidad de dichos clientes, determinaba y liquidaba los tributos que debían abonar por la actividad propia de su giro comercial. Respecto del Impuesto a los Ingresos Brutos que debía abonar a la Administración Provincial de Impuestos (API). Rateni retenía para sí esos pagos y luego simulaba mediante registraciones falsas en las declaraciones juradas ante la API el pago total del impuesto. Dichas registraciones declaraban que cada uno de los contribuyentes eran sujetos pasivos de retenciones/percepciones por un mismo Agente de Retención (LIDERMA S.A.), en la misma fecha y por un monto idéntico al impuesto determinado a ingresar -según el monto imponible declarado- por lo que compensaban el impuesto determinado con esas percepciones/retenciones y también a través de deducciones por pago del D.RE.I (Derecho de Registro e Inspección). Por lo tanto, durante los períodos fiscales Rateni no ingresó suma alguna en efectivo, mediante esa maniobra fraudulenta sus clientes quedaban con saldo cero de deuda y se quedaba para su provecho con el dinero que le pagaban para cancelar las obligaciones tributarias.

 

Durante la investigación llevada adelante por la Unidad de Investigación y Juicio se efectuaron diversas medidas y se relevaron aproximadamente 2000 declaraciones juradas falsas presentadas. El imputado fue detenido en el día de ayer por personal de PDI en la zona de Castellanos al 500, en el marco de un allanamiento a estudio jurídico contable en el que intervinieron veedores del Colegio de Gestores de API y el Dr. Gastón Ávila, prosecretario de la Unidad en representación de la Fiscalía. 

 

La jueza de Primera Instancia Mónica Lamperti aceptó la imputación pedida por la Fiscalía y dictó la prisión preventiva efectiva por el plazo de 60 días. La defensa estuvo a cargo del Dr. Carlos Varela.