Cae el Clan Juré, estaban vinculados a Los Monos y vendían estupefacientes

Fueron detenidos integrantes de una banda narco que era liderada por un hombre que está preso en el penal de Coronda desde el 2015 por ser el organizador de una empresa criminal asociada a la banda conocida como “Los Monos”.

 

Personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), realizó el operativo y decomisó grandes dosis de cocaína y marihuana listas para la venta en la ciudad de Coronda. La desarticulación del clan Juré, como denominaran desde la cartera de seguridad nacional, sería el apellido del cabecilla de la organización. Con la pesquisa impulsada por el fiscal federal Marcelo Degiovanni y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), los oficiales de la PSA detectaron e identificaron cómo operaba esta red de narcotráfico. Tras 17 meses de investigación, determinaron quién era el líder, los responsables, los proveedores, los roles y los lugares de acopio, venta y distribución de las sustancias. Los arrestos se produjeron durante los 29 allanamientos que los oficiales realizaron en domicilios de Rosario y Pérez (Santa Fe), Río Cuarto (Córdoba) y en Corrientes capital, donde, además, secuestraron drogas, dinero y armas. También se allanaron las Comisaría N°12 de Barrio Ludueña y la 20º de Empalme Graneros, como también las celdas en las Unidades I y II del Servicio Penitenciario de esta provincia.

 

Los cinco detenidos mayores de edad y de nacionalidad argentina, son integrantes de una organización delictiva familiar dedicada a la compra, estiramiento y comercialización de cocaína y marihuana. Todo coordinado por Walter Daniel Juré desde la cárcel de Coronda -apresado en 2009 y en 2015 por la PSA-. Los actores principales serían su padre -sobre quien pesaba un pedido de captura del Tribunal Oral Federal N° 1 de Rosario-; su madre; hermana y dos socios, los cuales quedaron a disposición del Juzgado Federal N° 4, a cargo de Marcelo Bailaque.

 

Secuestraron 349 gramos de clorhidrato de cocaína y 1,854 kilos de marihuana fraccionados en dosis listas para la venta. Asimismo, se incautaron 396.653 pesos; armas de fuego y municiones de distinto calibre; balanzas de precisión; herramientas de corte; 122 celulares y numerosos chips de telefonía móvil de distintas empresas, dispositivos electrónicos y documentación de interés.