Coletazos de un diciembre caliente

Ayer fue un día particular en muchos de los barrios rosarinos donde se vivió con mucha tensión

 

Es el caso que ocurrió en Avellaneda y Garibaldi, pasada las 20 cuando Marcos D. de 40 años, ingresó por sus propios medios al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) presentando una herida de bala. Al llegar al nosocomio es diagnosticado con una herida en la región toracoabdominal. Según manifestó, fue víctima de lo que ocurriera a escasos metros del lugar cuando observaba el disturbio en proporciones que se había generado. El estado de salud reservado

 

Otro caso tuvo como escenario en calle Baigorria al 4000, también en horas de la noche, cuando Enrique Z. de 59 años, manifiesta que cuando salía de su domicilio es abordado por Ramón B., quien sería ex pareja de su concubina. El mismo lo hiere con un arma blanca y fue trasladado por un móvil del SIES, al Hospital Eva Perón, donde es atendido por la herida cortopunzante en tórax.

 

El último de los casos fue en donde ingresó un policía lesionado al HECA, trasladado desde Biedma y Garzón, luego de una bataola generalizada contra manifestantes que pretendían ingresar a un Supermercado Chino, este recibe un golpe en la zona de la cadera. Fue trasladado al nosocomio donde le diagnosticaron que presentaba una herida leve (hematoma), quedando en observación fuera de peligro.