Está imputado por tenencia de armas y le permitieron irse de vacaciones

Es el caso de Alfredo Julio R de 65 años, mientras tanto su hijo permanecerá con prisión domiciliaria hasta fines de febrero

 

Este jueves le prorrogaron la prisión preventiva domiciliaria a Jorge Alfredo R. de 31 años, quien deberá continuar de esta manera hasta el 27 de febrero, fecha en la que se reverá nuevamente su caso.

 

En tanto su padre el reconocido Alfredo Julio R. de 65 años, solicitó que se le permita salir del país para ir a de vacaciones a Punta del Este, desde el 16 de enero hasta el 1 de febrero, donde deberá reintegrase y entregar el pasaporte. En la anterior audiencia imputativa le había negado salir del país, además del pago de una fianza para quedar en libertad mientras se le da curso al proceso, a pasar de la que la Fiscal Brindisi se opusiera, logró su cometido.

 

El Caso:

 

En la ultima semana de noviembre tras un allanamiento por venta y alquiler de armas en la red social Facebook eran aprehendidos los sujetos mencionados en una redada que tuvo como allanamientos en dos domicilios contiguos de Eva Perón al 9000, Azcuénaga al 8300 y en Pasaje 1707 al 7500, a raíz de una presente investigación iniciada en marzo de 2017, donde determinados usuarios de la mencionada red social, utilizaban nombres falsos o de fantasía ofertando diversas armas de fuego de uso civil y de guerra. Mediante diferentes medidas de investigación en conjunto con la Policía de Investigaciones lograron individualizar a las personas involucradas con estos perfiles. En su momento el Juez de Primera Instancia Dr. José Luis Suarez admitió la calificación presentada por la Fiscalía, al evaluar la medida cautelar entendiendo que no estaba acreditada el pedido de prisión preventiva efectiva, no admitió la calificación de provisión ilegítima de arma de fuego de forma habitual en calidad de autor y dictó la libertad para el mayor con el pago de una fianza de 100 mil pesos y en tanto al progenitor le dictó la prisión preventiva domiciliaria por 30 días.

 

 

 

Roullion padre está acusado por los delitos de “tenencia de arma de fuego de uso civil sin autorización legal en concurso real y tenencia de arma de guerra en calidad de autor”, en tanto su hijo, afronta cargos por “tenencia de arma de fuego de uso civil sin autorización legal, tenencia de arma de guerra en concurso real y provisión ilegítima de arma de fuego de forma habitual en calidad de autor”