Desbaratan un cuento del tío

Fue esta mañana en Italia al 1800, cuando pretendían engañar a un anciano de 86 años

 

Fue tras un llamado telefónico que le decía que tenían secuestrado al hijo de un hombre mayor, solicitando rescate y este accedió. Cuando la empleada doméstica se dirigía a llevar el dinero, los efectivos policiales lograron encontrarla y frenarla antes de que entregue el mismo, se trataban de mil setecientos euros y ochocientos dólares que pudieron ser devueltos a su dueño. La víctima de 86 años declaró que momentos antes recibió un llamado telefónico de una persona que se hizo pasar por su hijo, el cual le decía que lo tenían secuestrado y que debía tomar todo el dinero que tenía guardado y luego ponerlo en una bolsa. Cuando logra corroborar que se trataba de una farsa, su empleada doméstica ya había salido con el dinero, por lo que efectuaron un rápido patrullaje logrando encontrar en intersección de España e Ituzaingó a la misma acompañándola hasta el domicilio, que con presencia de testigo verificaron la bolsa y secuestraron el dinero detallado