Carrefour: Fue condenado a indemnizar a dos mujeres por acusarlas de robo

Fue por el daño sufrido que deberán pagarle entre capital e intereses la suma de 70.000 mil pesos y se trata de la sucursal de Eva Perón al 5800

 

El pasado 31 de agosto de 2008 dos mujeres se retiraban del supermercado y en esa circunstancia un empleado de seguridad y un policía comenzaron a revisarlas, las llevaron al baño, las obligaron a quedar en ropa interior y a una de ellas la empujaron contra una mampara, que producto del impacto se rompió, no les encontraron mercadería sustraída ni elementos de peligrosidad y el detector tampoco había sonado. Luego fueron trasladadas a la Comisaría 12º donde permanecieron varias horas privadas de la libertad.

 

Tras lo expuesto la jueza en lo civil y comercial Nº18 Susana Gueiler sostiene en la resolución que “quien concurre a un centro comercial o de esparcimiento tiene una confianza fundada en que el empresario se ha ocupado razonablemente de su seguridad. Agregando que “se deben adoptar medidas a favor del consumidor con el fin de evitar que mientras realiza las compras sufra daños. Destaca la magistrada que “la actividad del personal que presta los servicios de seguridad a una empresa debe adecuarse a parámetros razonables, de respeto al consumidor”. La Jueza Gueiler señala “no resulta adecuado que ante la sospecha de hurto se detenga a los sospechados en la línea de caja y a pesar de que las alarmas de los detectores no sonaron” “y se los obligue a empujones a concurrir al baño, quitarse la ropa y proceder a su detención”.

 

 

 

Al hacer lugar a la demanda también condenó a Carrefour a pagar la suma 5.000 pesos por daño punitivo, que es una multa a los fines de castigar a los proveedores de bienes y servicios que incurren en graves inconductas.