Presentaron un estudio que estima los años de vida perdidos en siniestros viales en la provincia de Santa Fe

El informe, elaborado juntamente con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, determinó que en el año 2015 se perdieron más de 34.000 años y en el 2016 más de 27.500 años.

 

La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), presentó este martes en Santa Fe, los resultados de un estudio que estima los años de vida potencialmente perdidos, así como los años vividos con discapacidad como consecuencia de la siniestralidad vial para la población de la provincia de Santa Fe, en el período 2015-2016.

 

El estudio determinó que los años de vida perdidos y vividos con discapacidad como consecuencia de la siniestralidad vial en la provincia de Santa Fe en el año 2015 fueron 34.137,7 mientras que en 2016 fueron 27.776,7. Esto representa una disminución interanual del 18,6% de la Carga Global de Enfermedad. La caída en los parámetros obedece fundamentalmente a la disminución de los años de vida perdidos, dado que éstos representan aproximadamente el 80% de la Carga Global de Enfermedad en la provincia. La distinción según sexo, edad y tipo de usuario de la vía demostró que el perfil de usuarios más vulnerables frente a la siniestralidad vial es mayoritariamente masculino, entre 15 y 34 años, y motociclistas. El informe destaca que, en el campo de la salud, las enfermedades transmisibles (ET) van cediendo posiciones en el ránking de Carga Global de Enfermedad a las enfermedades no transmisibles (ENT), entre las que se encuentran las causadas por el tránsito. Es en este contexto, resalta la importancia de conocer y mensurar las causas de mortalidad de la población, pero también dar cuenta del impacto en la calidad de vida en la población de las distintas enfermedades. Una forma de analizar este fenómeno es a través del concepto de “Años de vida perdidos y vividos con discapacidad” o Dalys, por sus siglas en inglés, el cual se focaliza en la estimación de la pérdida de vida plena o saludable ocurrida en una sociedad por la presencia de enfermedad.

 

El informe fue elaborado en conjunto entre la APSV y Agencia Nacional de Seguridad Vial, en una experiencia valiosa de articulación entre la provincia de Santa Fe y la Nación, a través de los equipos de investigación de la dirección provincial del Observatorio Vial y la dirección del Observatorio Nacional Vial.