“Prefiero morirme de hambre, pero no de tristeza y dolor”

Se declaró en huelga de hambre porque la justicia federal no le permite ver a sus hijos, fue tras un audio dejó deslizar a su familia 

 

Se trata de Norma Acosta, viuda de “Japo Saboldi” (asesinado en la Alcaidía de Rosario, tras un incendio), también mataron al padre y un hermano de ella en Villa Gobernador Gálvez años atrás y hace unos meses, balearon el frente de la vivienda donde quedaron sus hijos. Por ahora se encuentra detenida en una causa con fallo de la Cámara Nacional de Casación Penal que confirmó la condena a seis años luego que el Tribunal Oral Federal de Rosario la impusiera en agosto de 2013, relacionándola como integrante de una banda dedicada a comercializar estupefacientes y tráfico de influencias. Acosta fue trasladada al penal de Ezeiza y espera nuevamente apelar la medida. Contaba con el beneficio del “acercamiento familiar” que es una visita la cual poseen cada 28 días en poder estar a solas fuera del penal con sus hijos, pero el mismo le fue retirado y tras estar convencida de su inocencia inició una huelga de hambre, sin ánimo por bajar los brazos dejó deslizar que “voy a seguir la huelga, no la pienso levantar, estoy tranquila y soy inocente” rezaba un audio que acercó a este medio un familiar. “No le pido la libertad, le pido lo que cualquier juez le otorga a cualquiera, ver a sus hijos cada 28 días”