El delincuente abatido no poseía antecedentes penales

Fue identificado como Saúl Sánchez de 28 años y al menos habría recibido tres impactos de frente

 

En horas de esta mañana dos delincuentes armados ingresaron en el Supermercado Chino de Onagamira e Irigoyen, al menos uno de ellos estaba armado, sustrajeron dinero y pertenencias a los propietarios, bajo amenazas de muerte. Un vecino alertó de la situación a la Central de Emergencias del 911 y una patrulla llegó de inmediato, viendo escapar a los malhechores en distintas direcciones. Uno de los uniformados se unió a la persecución de uno de estos, quien cubrió su escape a tiros, produciéndose aparentemente un enfrentamiento, del cual el malviviente resultó muerto. Las primeras pericias médicas arrojaron que el cuerpo de Sánchez habría recibido tres disparos de frente (tórax, ingle y pierna). Del lugar recolectaron seis vainas servidas y el Gabinete Criminalístico de la PFA (fuerza que actúa bajo protocolo establecido) estará a cargo de las pericias, tales como el recorrido de los proyectiles, trayectoria, rastros y demás. El cuerpo fue remitido al Instituto Médico Legal para la practica de rigor de la autopsia, mientras que a los policías intervinientes les secuestraron las armas donde praticaran la pericia balística, además de realizarles los exámenes de rigor.

 

 

Según lo adelantado por fuentes allegadas al Fiscal Luis SchiappaPietra los indicios primarios afirman el enfrentamiento, pero este se confirmará una vez terminadas las pericias. Cabe destacar que el malviviente no contaba con antecedentes condenatorios