Más de 300 motos fueron remitidas al corralón

Fue el resultado de los controles realizados en estos últimos días, según precisaron desde la cartera de vialidad

 

Desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana informaron que en la última semana remitieron 328 motos al corralón municipal en el marco de los múltiples operativos preventivos especiales, tanto diurnos como nocturnos, cuyo objetivo es promover condiciones seguras de circulación y permanencia de conductores y peatones en los espacios públicos.

 

El secretario Guillermo Turrin confirmó que entre el miércoles 8 y este miércoles 15 de agosto, se procedió al traslado de las más de 300 motocicletas al corralón, en su mayoría por faltas a la normativa que establece elementos de seguridad reglamentarios tanto para conductores como para el funcionamiento adecuado de los vehículos. 

 

Los operativos contaron con la presencia de la Secretaría a través de la Guardia Urbana Municipal (GUM) y la Dirección General de Tránsito y policías de la provincia, tanto en horario diurno como nocturno, que tienen un carácter preventivo. 

 

Asimismo, remarcaron que en los últimos 7 días se remitieron 178 unidades por no cumplir con estos requisitos, de este total, 16 corresponden a una intervención desarrollada anoche en inmediaciones de Oroño y Lamadrid.

 

En tanto, la GUM dispuso la remisión de 150 motos en la última semana por falta de casco, documentación y exceso de personas a bordo. Del total, 12 unidades fueron trasladadas esta mañana en la zona de Corrientes y Pellegrini. 

Junto a la Dirección de Fiscalización de Transporte, acordaron un programa de trabajo preventivo con las fuerzas federales de Gendarmería Nacional asentadas en la ciudad, teniendo en cuenta los reclamos registrados en el Sistema Único de Atención Ciudadana (SUA), en el que los vecinos pueden dejar plasmadas sus inquietudes y necesidades diversas. Según explicó el funcionario, el mayor número de presentaciones tiene que ver con ruidos molestos y muchos están relacionados a los autos que se trasladan con música a volumen elevado. En este sentido, se ubica en ese espacio de conflicto a unos 20 agentes municipales y gendarmes con una diversidad de tareas: fiscalización de documentación, identificación, inspección de transporte y control de condiciones de conducción, entre otras”, precisó el secretario.

 

Además, se reforzaron las intervenciones junto a la Policía de Rosario en materia de prevención de picadas en parques y de seguridad vial en el denominado casco histórico de la ciudad.