Se llevó adelante un simulacro de evacuación de un boliche

Alumnos de la formación de Controlador/a de Admisión y Permanencia (ACAP) desarrollada por la Secretaría de Control y Convivencia participaron de una práctica profesionalizante en Lotus, ubicado en las inmediaciones del Parque Scalabrini Ortiz para poner en práctica los contenidos aprendidos. Un centenar de jóvenes hizo las veces de público y actuó como si se tratara de una emergencia.

 

Un simulacro de evacuación tuvo lugar este jueves en un boliche céntrico en el que participaron los asistentes a la formación de Controlador/a de Admisión y Permanencia (ACAP), habitualmente denominados patovicas, con el fin de profesionalizar su desempeño en locales de la ciudad. Se trató de una práctica profesionalizante que forma parte de la capacitación impulsada hace 4 meses atrás por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal junto al Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

 

A partir de las 18, en el local bailable Lotus, ubicado en las inmediaciones del Parque Scalabrini Ortiz, se desarrolló una práctica profesionalizante, junto a Defensa Civil, para unos 60 ACAP que consistió en la puesta en práctica de los conocimientos teóricos aprendidos a lo largo de la formación. Los alumnos debieron manipular extinguidores de fuego, recrear situaciones de ingreso del público, asistencia a discapacitados, prestación de primeros auxilios, atención a conflictos violentos y posteriormente, la evacuación ante un incendio. Pasadas las 20.20, sonó una sirena que dio aviso de un incendio con la consecuente necesidad de abandonar las instalaciones. El público fue protagonizado por unos cien chicas y chicos de entre 16 y 21 años, quienes actuaron como si realmente estuvieran viviendo un momento de suma tensión. Los ACAP pusieron en marcha el plan de contingencia y lograron retirar a los jóvenes, quienes resistieron en algunos casos las indicaciones. Luego, se hicieron presentes los Bomberos Zapadores, policías de la Unidad Regional II y personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (SIES) que brindó atención médica a supuestos heridos o afectados por el humo.

 

"Los ACAP que atraviesan la última fase de formación profesional impartida desde la Secretaría de Control cumplieron con solvencia el desafío que presentó este simulacro de evacuación; al igual que otras situaciones de conflicto que fueron simuladas por los jóvenes que colaboraron con la puesta en escena", evaluó el secretario Guillermo Turrin. "Creemos que hemos dado un paso fundamental en el camino de la profesionalización de quienes cuidan y velan por la seguridad y la convivencia en los espacios recreativos nocturnos", expresó. La Secretaría de Control, en conjunto con el Ministerio de Seguridad provincial, puso en marcha la formación de Controlador/a de Admisión y Permanencia (ACAP), habitualmente denominados patovicas, con el fin de profesionalizar las tareas de seguridad en confiterías bailables, bares y eventos recreativos en general. Con esta iniciativa, las personas que se encuentran realizando tareas de admisión y permanencia en eventos y espectáculos musicales, artísticos y de entretenimiento en general registrados a la fecha en dependencias municipales, participan de capacitaciones teórico-prácticas organizadas en seis módulos: Perfil Profesional Controlador/a de Admisión y Permanencia; Marco jurídico; Comunicación como forma de interacción humana y resolución de conflictos; Neutralización de agresiones físicas; Prevención y seguridad ante siniestros y catástrofes, y Primeros auxilios, RCP y Toxicología.

 

Esta capacitación permite regular la situación laboral en esta actividad, habilitando a los trabajadores y generando un blanqueo laboral ya que para la autorización de eventos masivos y fiestas electrónicas el Municipio exige las altas tempranas de dichos trabajadores. Actualmente se encuentra abierta la inscripción para dictar los cursos que comenzarán a fines de agosto.