Cae un narco de estrechos vínculos con “Los Monos”

Según informaran desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, formaba parte de una red narco que tenía conexiones con la banda delictiva condenada en Rosario, además estaría relacionados a hechos violentos en el fútbol y ribetes políticos.

 

Se trata de Claudio Marcelo Romero de 45 años, quien se encontraba prófugo desde 2016, cuando las fuerzas federales llevaron a cabo la “Operación Gringo” y desarticularon el entramado criminal que unía a la ciudad de Rosario con distintos puntos del norte del país, en esta ocasión el procedimiento fue realizado por la Policía Federal Argentina con asiento en Rosario en el barrio Rucci.

 

La División Antidrogas Rosario de la Policía Federal, tras acumular pruebas durante la pesquisa situaron al fugitivo en el barrio Rucci, lo que motivó un mayor despliegue de uniformados en la zona. Así, los policías arrestaron al evadido, que ya había sido aprehendido en otra oportunidad, en la intersección de Palestina y la vía del ferrocarril.

 

Romero está señalado en diversas investigaciones como integrante de la red narco que fue desbaratada en 2016 durante la “Operación Gringo”, procedimiento nombrado en referencia a Mario “Gringo” Visconti, ex cabecilla de la banda y ex integrante de la barrabrava de Rosario Central asesinado en junio de 2016 (ver más https://goo.gl/BKkRd6). Visconti, quien había pergeñado el “modus operandi”: la droga llegaba en encomiendas a través del Correo Argentino desde Misiones, para luego distribuirla por Rosario. Derivada de una causa en la que fueron procesados integrantes de “Los Monos”, la operación incluyó entonces más de 20 allanamientos en Rosario, Misiones y Corrientes. Además de las detenciones de los principales miembros de la banda, se incautaron 60 kilos de cogollos de marihuana y documentación que permitió profundizar las investigaciones.

 

Entre los detenidos se encontraba Edgardo “Picu” Smolsky, quien había reemplazado a Visconti tras su muerte y Juan Granelli, quien había sido precandidato a senador por parte del Peronismo Federal en 2015. Granelli era el vínculo de la organización en la localidad de Casilda y, producto de las tareas de inteligencia, se acumularon pruebas que daban cuenta de sus vínculos con Ariel “El Guille” Cantero.

 

Intervino el Juzgado Federal 4, a cargo de Marcelo Martín Bailaque, a través de la Secretaría de Mauricio José Donati