Tras los festejos del día de la primavera bajaron las remisiones por alcoholemia positiva

Solo se registraron 27 casos, sobre 500 intervenciones que realizaron, asimismo la fiesta que se realizó en el salón Metropolitano tuvo una intervención especial

 

Desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal informaron que se desarrollaron más de 500 intervenciones en el tránsito durante el fin de semana a fin de promover condiciones seguras de conducción y desplazamiento por la ciudad. Junto a las fuerzas de seguridad provinciales, efectuaron controles desde el miércoles a la noche, con especial énfasis en la jornada del 21 de septiembre, día de la Primavera y el Estudiante. 

 

El secretario Guillermo Turrin confirmó que las áreas de control municipales concretaron 509 intervenciones preventivas en distintos puntos de la ciudad durante los cuales se fiscalizaron documentación, elementos de seguridad y consumo de sustancias prohibidas. Según precisó, efectuaron 79 remisiones de vehículos al corralón municipal de los cuales 27 fueron casos de alcoholemia positiva, siendo de 1.96 el nivel de alcohol en sangre medido más elevado.

 

 

 

Conductor designado

 

 

 

Durante los fines de semana de septiembre, continúa desarrollándose el programa Conductor Designado, llevado adelante por la Dirección General de Inspección de Industrias, Comercios Servicios y la Dirección General de Tránsito, junto a la Agencia de Seguridad Vial y Gabinete Joven, en el marco de Septiembre Joven. A través de esta iniciativa se visitan locales de entretenimiento nocturno para proponerle a los jóvenes participar en diversas propuestas lúdicas que promueven las normas de seguridad vial. Además, se sugiere a los grupos que entre todos elijan un amigo o amiga que no beba alcohol para que pueda conducir y regresar al resto a sus casas. Este sábado tuvo lugar en el Salón Metropolitano, Junín 501, una fiesta electrónica con la asistencia de 1942 personas en la que no se registraron trasladados médicos. Los asistentes pudieron disfrutar con total normalidad.