Mediante escuchas telefónicas desarticularon una banda narcocriminal

La misma operaba en Formosa, Entre Ríos y Santa Fe, este sábado tras el operativo detuvieron a nueve miembros de la banda; la droga la distribuían entre la capital santafesina y Paraná.

 

Fue tras el arresto de dos proveedores de drogas, en la provincia de Formosa, luego de las tareas de inteligencia que incluyeron escuchas telefónicas que resultaron fundamentales para dar cuenta del “modus operandi” de los narcos. La pesquisa había comenzado en el mes de julio y ya había dado resultados: hace una semana se incautaron 32 panes de marihuana en la capital de Santa Fe. En base a ello y considerando las diferentes ramificaciones de la organización, allanaron nueve viviendas en Paraná, Entre Ríos, donde decomisaron más droga, detuvieron a siete narcos y secuestraron elementos que permitieron profundizar la investigación.

 

 

De esta forma la Policía Federal acumuló pruebas suficientes para conocer a los responsables de otro eslabón: la provisión de los narcóticos, llevaron a los uniformados hacia Clorinda, provincia de Formosa. A instancias del Juzgado Federal de Paraná que encabeza Leandro Ríos, los efectivos detuvieron a los dos proveedores: un ciudadano paraguayo de 35 años y un argentino conocido como “Pili”. Ambos fueron apresados y trasladados hacia Entre Ríos, donde fueron imputados como piezas fundamentales de la banda que asolaba a las ciudades de Paraná y Santa Fe.