· 

“Defraudación a la administración pública, Falsificación de documento público y otros, víctima la sociedad”

Finalmente, y luego de sus vacaciones el Fiscal Roberto Apullán fue formalmente imputado por las escuchas al Ministro de Seguridad

 

Este martes se llevó adelante la audiencia imputativa contra Roberto Apullán por falsedad ideológica de documento público en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad en calidad de autor. Los Fiscales del Ministerio Público de la Acusación de la Segunda Circunscripción Dres. Juliana González y Gustavo Ponce Asahad le imputaron a Apullán, en su carácter de Fiscal del Ministerio Público de la Acusación Circunscripción Primero a cargo de la investigación penal preparatoria caratulada “Defraudación a la administración pública, Falsificación de documento público y otros, víctima la sociedad”, haber falseado el contenido de la solicitud de intervención telefónica presentada el 29 de septiembre de 2017 ante colegio de Jueces Penales de Primera Instancia de la Primera Circunscripción al haber solicitado autorización judicial para que se ordenara la intervención de línea telefónica habiendo omitido informar al Juez quien era la persona que la utilizaba, teniendo conocimiento que la línea telefónica en cuestión era utilizada por el Ministro de Seguridad de la Provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, omitiendo también manifestar reales fundamentos que justificaran dicha medida, con la finalidad de inducir al juez interviniente en error y engaño al momento de efectuar el control de legalidad de la medida.

 

 

 

Le atribuyen haber efectuado dicho requerimiento manifestando que se trataba de un pedido de nueva intervención telefónica de cinco líneas, entre las cuales estaba la línea en cuestión, siendo que las otras cuatro restantes ya se encontraban intervenidas y sobre las cuales se peticionaba su prórroga, haciendo alusión a una anterior intervención autorizada en fecha 22 de Septiembre de 2017, se le indilga haber falseado dicho extremo con el mismo fin de inducir a error y engaño al juez. También, le atribuyeron la materialización del delito de falsedad ideológica descrita con anterioridad haber efectuado un ejercicio abusivo y arbitrario de la función pública como instrumento para violar la garantía de derecho a la intimidad y privacidad que posee todo individuo, como asimismo la garantía que prohíbe toda injerencia arbitraria o abusiva en la vida privada de las personas, así mismo violar la Ley 13013, cuyo cumplimiento le incumbe en razón del desempeño de su cargo de Fiscal en lo que concierne al deber de ejercer la función respetando el principio de “Respeto por los derechos humanos“, disposiciones que estaban en su conocimiento y debió haber ejecutado y respetado en ejercicio legítimo de su función y cuyo cumplimiento le incumbía en razón de su cargo.