En 2018 la Agencia de Trata y Violencia de Género recibió más de 12 mil denuncias

En lo que va del año han realizaron más de 100 allanamientos y detuvieron más de 250 personas en toda la provincia.

 

 

 

Durante el año 2017, la Policía de Investigaciones tuvo una reorganización a nivel provincial en la que se unificaron todas las áreas bajo una misma conducción, con el objetivo de prevenir el delito y tener una mirada integral sobre el mismo. Asimismo, se creó el nuevo Organismo de Investigaciones del Ministerio Público de la Acusación, una herramienta fundamental que se complementa con la Policía de Investigaciones para lograr el esclarecimiento de los delitos complejos.

 

En ese marco, la Agencia de Investigaciones sobre Trata de Personas y Violencia de Género, a cargo de la directora general Marcela Romagnoli, también unificó el equipo para trabajar sobre delitos relacionados con la trata de personas y con la violencia de género. A partir de ese momento, cambió la modalidad de trabajo de la Comisaría de la Mujer, las 29 áreas de Género provinciales y las comisarías dependientes de las 19 Unidades Regionales.

 

Si bien en jurisdicción de Rosario la Unidad Fiscal determinó continuar con la antigua modalidad de denuncia, es decir se recepciona la denuncia en las comisarías locales, pasa a las áreas de género y luego a la fiscalía para continuar con la investigación, en el resto de las jurisdicciones se manejan con el nuevo sistema.

 

En el resto de la provincia, las áreas de género trabajan directamente con la Unidad Fiscal y se apunta directamente al imputado, se investiga, se realizan tareas de inteligencia previa y se recolectan todas las pruebas necesarias para llegar a la condena del atacante.

 

 

 

VIOLENCIA DE GÉNERO

 

 

 

Según la Ley 26485, la violencia de género incluye cualquier acto violento o agresión ejercida por un hombre a una mujer, en un entorno de desigualdad y dominación que puede provocar daño a la integración física, sexual o psicológica, ya sea en un ámbito público o privado. Existen cinco tipos de violencia de género: física, psicológica, sexual, económica-patrimonial y simbólica.

 

En los últimos años los hechos fueron más frecuentes y se han tornado cada vez más complejos, ya que han ido cambiando el modus operandi, lo que dificulta un poco más la investigación. Sin embargo, es muy positivo que se hayan incrementado las denuncias ya que, como remarca la encargada de la Agencia de Investigaciones, Marcela Romagnoli, "al haber mayor protección y más opciones de ayuda para las víctimas, las mujeres se animan a denunciar los hechos y se puede lograr una condena para el agresor".

 

La Región 1 (que incluye los departamentos La Capital, Garay, San Justo, Las Colonias, San Jerónimo y San Martín) es una de las que tienen mayor índice de hechos de violencia y denuncias sobre los delitos más comunes como los son las agresiones físicas, las amenazas, violación ilegítima de la libertad, coacciones, agresiones sexuales, etc. Marcela destaca que "a nivel provincial durante el año 2017 se realizaron más de 12 mil denuncias por hechos de violencia de género y en lo que va de 2018 se ha alcanzado casi el mismo número".

 



 

¿DÓNDE DENUNCIAR?

 

 

 

Muchas de las víctimas de violencia de género no se animan a realizar la denuncia debido al temor a una agresión mayor o represión por parte del agresor. Desde el año 2017, gracias a la unificación de las áreas de género, hay mayores opciones para proteger a las mujeres y velar por sus derechos. Anteriormente solo las comisarías eran las encargadas de la toma de denuncias, pero en la actualidad la provincia cuenta con diversos lugares de atención, con mayor especialización en este tipo de delitos y con una mirada más integral para la investigación.

 



 

·        Como primera instancia se puede llamar a la Central de Emergencias 911 o acercarse a la comisaría más cercana por jurisdicción,

 

·        Área de Género de cada ciudad o localidad

 

·        Comisaría de la Mujer

 

·        Centro Territorial de Denuncias

 



 

Estos organismos trabajan directamente con la Unidad Fiscal de Violencia de Género, Familiar y Sexual y permiten una mayor efectividad para la resolución del caso.  

 

Cabe destacar que los policías, como funcionarios públicos, tienen la obligación de actuar ante cualquier caso de violencia o abuso, por ello ante una emergencia pueden acudir a ellos. Asimismo, los funcionarios policiales deben explicarle a la víctima cuáles son sus derechos y en qué consiste la instancia penal a fin de poder proseguir con la denuncia y detener al acusado, además de derivarlas a la Agencia de Investigaciones sobre Trata de Personas y Violencia de Género para profundizar en el caso y presentar todas las pruebas necesarias.

 

 

 

TRABAJO INTERDISCIPLINARIO

 

 

 

A fin de resguardar a la víctima, la Agencia de Investigaciones sobre Trata de Personas y Violencia de Género trabaja en conjunto con otros organismos estatales como lo son: la Policía de Investigaciones; Departamento de Inteligencia; Brigada Antinarcóticos; la Unidad Fiscal de Violencia de Género, Familiar y Sexual; el Juzgado de Familia y de Menores; la Subsecretaría de la Niñez; médicos y psicólogos; y otras instituciones que trabajan esta temática. Hoy en día existen muchos recursos que permiten un mejor abordaje de los casos de violencia de género y los casos de abuso y se pueden tomar medidas preventivas o urgentes para evitar que la situación empeore. Entre ellas se destacan:

 



 

·        La prohibición de acercamiento al lugar de residencia, trabajo, estudio, esparcimiento.

 

·        Cese en los actos de perturbación o intimidación.

 

·        Restitución inmediata de los efectos personales, en caso de ser privada de los mismos.

 

·        Prohibir al presunto agresor la compra y tenencia de armas, y ordenar el secuestro de las que estuvieren en su posesión.

 

·        Brindar asistencia médica o psicológica, a través de los organismos públicos y organizaciones de la sociedad civil con formación especializada en la prevención y atención de la violencia contra las mujeres;

 

·         Ordenar medidas de seguridad en el domicilio de la mujer;

 

·         Ordenar toda otra medida necesaria para garantizar la seguridad de la mujer que padece violencia, agresión y maltrato del agresor hacia la mujer.

 



 

Para finalizar, Marcela Romagnoli, remarca el compromiso de todos los que componen la Agencia de Trata y Violencia de Género y expresa: "quiero llevarles tranquilidad a las víctimas para que puedan acercarse a denunciar y que sepan que estamos para acompañarlas y para resguardar sus derechos".