Balearon el edificio donde vive un abogado que defiende a gatilleros

Según fuentes allegadas a la investigación tampoco habría recibido amenazas. Por suerte no hubo heridos

 

Ocurrió pasadas las 21 en España al 1600 donde el tránsito permaneció cortado mientras el Gabinete Criminalístico de la PDI realizaba las pericias correspondientes. Secuestraron alrededor de ocho vainas servidas calibre 9mm y según lograron recabar testimonios en la zona, habrían pasado dos sujetos en moto y abrieron fuego contra el departamento del abogado penalista Marcelo Piercecchi, registrándose solamente daños en mamposterías.

 

Piercecchi, en estos últimos años fue nombrado en reiteradas crónicas judiciales como Defensor de Mariano “El Gordo” Salomón, cuando el 27 de Junio de 2016 era detenido en el partido bonaerense de La Matanza, buscado desde el 2013 por estar señalado como una de las personas allegadas a la Banda Los Monos, siendo una de las acusaciones formales durante el juicio el “lavado de dinero” a través de la compra y venta de vehículos. En aquella oportunidad el penalista viajó a Buenos Aires para estar al lado de su cliente.

 

Balaceras a la justicia

 

El pasado 29 de mayo dos casas que pertenecieron al juez Ismael Manfrín en horas nocturnas eran atacadas a balazos, una de ellas en Italia al 2500 y un departamento de Montevideo al 1000. Casualmente Manfrín es uno de los jueces que estuvieron a cargo de dictar el veredicto en el juicio a Los Monos. A este se le sumaron otros ataques, que abarcaron varios domicilios de funcionarios judiciales y hasta el propio Centro de Justicia Penal en dos oportunidades, Tribunales y Fiscalía, debido a esto realizaron alrededor de 100 allanamientos en donde secuestraron elementos de interés para la causa y lograron algunas detenciones entre la que se encuentra la del apodado “Cebo” quien posee prisión preventiva, dado que las pericias telefónicas lo incriminarían, por figurar según las pruebas presentadas por la Fiscalía que mantenía comunicación con Ariel “El Guille” Cantero desde Piñero (antes del ataque en mayo). Una de las pistas que llevaron a los investigadores a empezar a desmenuzar la trama que esconden los ataques a la justicia fue que comenzaron a las pocas horas de conocerse que Guille Cantero y Emanuel Chamorro iban a ser trasladados a cárceles federales fuera de la provincia. Luego un testigo aportó más datos sobre las llamadas entre integrantes de la banda y gente en el exterior del reclusorio que estarían trabajando para ellos, entre los que se encontrarían hombres de nacionalidad colombiana, aunque hasta el momento todos los imputados son locales, en esta oportunidad el imputado también es defendido por Piercecchi, junto a otros dos que también están involucrados en la causa

 

Son varios los que por estos días poseen prisión preventiva por dichos ataques y que la Fiscalía posee pruebas contundentes que vinculan a estos con los cabecillas de la conocida banda rosarina y un desconcierto mayor se genera dado que este penalista era defensor de algunos de los partícipes y que el mismo no habría recibido amenazas. Investiga el MPA y PDI